Nicolás Javier Ciccotosto nació en la Tierra en mayo de 1993, bajo el sol de Géminis. Penetró en la literatura muy temprano, a través de vías non sanctas: la muerte, el sexo, los astros. Para explorar sin culpa esos espacios debió adoptar la máscara de Nicolás Colfer. Hoy difunde una literatura desprejuiciada y sonora, en el marco de su campaña contra la solemnidad académica que a menudo pesa sobre las Letras. Sus frentes de combate son un taller de escritura, algunos baluartes de la cultura emergente y, a partir de ahora, esta pequeña galaxia digital.